Campana y collar de recuperación

La campana para perros o collar Isabelino

Sirve para evitar que se rasquen o se hagan daño en zonas con heridas o recién operadas. Este collar de recuperación, puede ser de plástico rígido, hinchable, de tela o de espuma. Se utiliza en momentos puntuales, como al salir de una operación (post operatorio), para que no se hagan daño en las heridas al rascarse o lamerse, y en algunos casos se usa para que no muerdan, a modo de bozal.

Collar de recuperación para perros

Las medidas varían de acuerdo al diámetro del cuello de nuestro amigo y el largo depende de su tamaño, si es de raza pequeña, mediana o grande. Son ajustables y se suelen enganchar al collar. Aunque hay otros que ya traen el collar incorporado. Esta campana de protección puede ayudarnos a que su recuperación sea más rápida, por lo que nunca está de más tener una en casa. Hay que recordar que este collar no les permite comer ni beber, por lo que tenemos que estar atentos a quitárselo cuando el perro lo necesite. No suelen sentirse cómodos con esto en su cabeza, están inquietos y nerviosos, y por eso es muy importante que los mimemos más durante el tiempo que tengan que usarlo. Debemos tenerles paciencia y ponernos en su lugar.