Casetas para perros

Comprar online una caseta para tu perro

De casas para perros podemos encontrar muchos tamaños y modelos diferentes, pero lo más importante es decidir si la usaremos para exterior o interior, ya que de ello dependerá el material elegido, y si debe ser impermeable o no. Si va mos a usarla en el jardín, la terraza, el patio o el balcón debemos tener en cuenta que deberá soportar lluvias, viento, sol y cualquier otro cambio de clima. La gran mayoría de estas casas para perros están fabricadas en plástico o con una resina muy duradera y resistente, con sistemas de ventilación (para que no haya humedad) y sin uniones en el techo, para evitar filtrados de agua. Una de sus ventajas es que requieren de poco mantenimiento y son muy fáciles de limpiar. Es normal que el suelo se construya levantado para mantener al perro seco y cálido. Y en el caso de las casetas interiores, hallaremos montones de modelos, tanto clásico como innovadores. Debido a que ya no importa tanto el material o que sea resistente al clima, sino que buscaremos una que nos guste estéticamente y. por supuesto, que sea cómoda para nuestro perro. También hay algunas casetas que son aptas para gatos, digamos que son «unisex» :D

Tipos de casetas para perros

Los diseños son elegantes y modernos, perfectamente combinables con cualquier mueble de la casa o resultando ser un gran complemento para el jardín. Están pensadas para adaptarse a cualquier tipo de ambiente, ya sea natural, urbano o rústico. Algunas están hechas en madera, material que conviene tener dentro de la casa, mientras que las de metal, PVC o aluminio, son aptas para la intemperie. Podemos encontrarnos con estilos muy diversos: como un chalet, un bungaló, tipo alpino o casa americana (con el techo plano que sirve de terraza para el descanso de nuestros compañeros). Por lo que la variedad a la hora de elegir es muy amplia. Otro formato de caseta que podemos llegar a necesitar es la que no tiene techo, es un parque para perros, de esos que se usan también para los bebés. Que puede resultarnos de mucha utilidad para mantenerlos allí un rato mientras limpiamos la casa, por ejemplo.