Parques para perros

¿Cómo son los parques para perros?

Los parques para perros son muy útiles a la hora de mantenerlos en un sitio fijo mientras limpiamos la casa, por ejemplo. Según su material, pueden dividirse en dos tipos: los parques de metal y los parques de PVC y tela de malla. La mayoría son rectangulares y octogonales (con 8 vallas). Son fácilmente lavables y se pueden plegar cuando quieras. No pesan casi nada y son muy fáciles de armar.

Características generales y consejos sobre los parques para perros: Todos los fabricantes especifican las medidas de cada parque. La puerta de acceso es muy cómoda y se debe elegir de acuerdo al tamaño del perro. Cuentan con una perfecta ventilación y son lo suficientemente abiertos para una buena visibilidad y control. Podemos dejarles a mano sus juguetes, el agua y la comida. Pero debemos aclarar que no debemos usarlos más que el tiempo suficiente. Los perros necesitan espacio para correr y moverse libremente. Por lo que este invento puede resultar muy práctico en ocasiones puntuales. Más abajo te mostramos imágenes de algunos ejemplos de los modelos que hay.

Comprar online un parque para perros: ¿Cuál elijo?

Los parques o jaulas para perros son un lugar cómodo, tranquilo y seguro cuando nuestro compañero se encuentra en sitios que no conoce. También es una herramienta importante para evitar que los perros muerdan las cosas de la casa cuando no estamos con ellos. Por lo que se podría decir que el uso principal de un parque para perros es el entrenamiento doméstico. No debemos confundirlos con los transportines o jaulas, bastante más pequeños, que son la forma más segura de trasladarlos cuando viajan en coche con nosotros, o si tenemos que llevarlo a algún lugar.

Pero cuidado: no es conveniente que lo dejes mucho tiempo dentro del parque, ya que comenzará a sentirse atrapado, y eso puede provocarle estrés y problemas de conducta muy graves. Es decir, puedes dejarlo allí, por ejemplo, a la hora de la comida o la cena, para que entienda que no debe acercarse a la mesa, pero los periodos deben ser cortos y espaciados. No puedes dejarlo toda la noche encerrado, son muchas horas y eso ayudaría a que se ponga más nervioso de lo normal. Un perro enjaulado día y noche no realiza el suficiente ejercicio, ni gasta energías, ni aprende a ser sociable con otros perros y humanos, lo cual puede volverlo agresivo con el tiempo.

Nunca debe usarse la jaula como un castigo. Tu perro llegará a tenerle miedo y no querrá entrar en ella. Si pasa muchas horas solo, lo mejor es buscar otras opciones, como alguien que pasea perros o una guardería para perros. No se recomienda usar con cachorros menores de seis meses, ya que su vejiga es pequeña y necesitan hacer sus necesidades con más frecuencia. Lógicamente, debemos dejarle siempre comida y agua fresca a su alcance, y una cama o manta. Se puede dejar la puerta abierta cuando uno está cerca para que entienda lo que intentas enseñarle. Para tener un perro hay que tener mucha paciencia y perseverar con las instrucciones. Ellos lo aprenderán todo, pero debes darle tiempo suficiente, no se logra de un día para el otro. Estos parques también pueden usarse como caseta para perros, y que sepa que es allí donde debe dormir. Tiene que sentirse a gusto y seguro.

Dónde colocar el parque para mi perro

En general, el mejor lugar para colocar el parque para perros por la noche es el dormitorio del dueño/a, ya que así tendrá la sensación de estar acompañado mientras duerme. Además podrás escucharlo si le sucede algo, necesita salir a orinar o simplemente quiere unos mimos para dormirse :) Sin embargo, insistimos, es mejor usar el parque lo menos posible. Un perro necesita espacio para moverse con libertad y hacer ejercicio. Si debes dejar a tu perro solo más de tres o cuatro horas, lo mejor es optar por los parques de metal, son como una valla que les delimita adónde deben estar. Pero como pueden armarse a la medida que uno necesite, dado que vienen en paneles, podrás dejarlo en un espacio mucho más amplio, sin que rompa las cosas de la casa cuando no estás, y a su vez, tendrá más lugar para moverse. Estos parques son ideales, ya que son plegables y pueden guardarse en cualquier hueco, no ocupan mucho lugar. No olvides que el uso de los parques para perros no está aconsejado, y debe usarse solo si nos vamos de vacaciones o de camping con ellos. Por eso son plegables y livianos. Esperamos que estos consejos te sirvan de guía a la hora de comprar un parque para perros. Si prefieres, puedes mirar también nuestra sección de Casetas para perros. ¡Hay muchos modelos diferentes!