Parques para perros

Cómo son los parques para perros?

Los parques para perros son muy útiles a la hora de mantenerlos en un sitio fijo mientras limpiamos la casa, por ejemplo. Según su material, pueden dividirse en dos tipos: los parques de metal y los parques de PVC y tela de malla. La mayoría son rectangulares y octogonales (con 8 vallas). Son fácilmente lavables y se pueden plegar cuando quieras. No pesan casi nada y son muy fáciles de armar.

Características y consejos sobre los parques para perros

Todos los fabricantes especifican las medidas de cada parque. La puerta de acceso es muy cómoda y se debe elegir de acuerdo al tamaño del perro. Cuentan con una perfecta ventilación y son lo suficientemente abiertos para una buena visibilidad y control. Podemos dejarles a mano sus juguetes, el agua y la comida. Pero debemos aclarar que no debemos usarlos más que el tiempo suficiente. Los perros necesitan espacio para correr y moverse libremente. Por lo que este invento puede resultar muy práctico en ocasiones puntuales.